En cubierta XVIII

¿Adónde quedó aquel entorno salvaje y libre en éste, nuestro viaje en el que nadie conduce?

En la pugna entre la intransigencia y la reducción, entre creer y someternos, o resistir y subtitular cada una de las cosas que nos siguen sucediendo en el barco, se concentra la mayor incertidumbre.
Ya hemos aprendido que la memoria no nos sirve de mucho en cubierta. La realidad improvisa con nuestra rutina y cambia a diario sus secretos de manera que lo que ayer nos resistía, hoy forma filas de nuestro lado en el combate y viceversa.

El agua ha venido bajando a un promedio de casi dos anclas diarias y aquel peñón al que todos quisimos sentir con los pies, y sobre el cual ese mareo que produce lo inmóvil nos resultó agradable, hoy nos muestra su cuello de piedra y, mientras se recupera, se eleva y se vuelve tan inalcanzable como antes, cuando sumergido, o como mucho antes aún: antes del agua.

La breve visita a lo firme apenas alcanzó para extraer de entre las piedras algo de barro que, puesto a secar, nos dará tierra suficiente como para que el viejo pueda morirse de una vez. Será sepultado en un cajón lleno de tierra. Como un vampiro. No habrá vendas ni buitres ni crisantemos. Sólo serán necesarios algunos clavos para que no puedan escapar los gusanos que saldrán de su boca. Será extraña y breve, pero concurrida, su tumba.

Esta tarde mientras recogíamos el primer tramo de la segunda cadena le he preguntado al capitán si no cree que adquirir cada día como algo lógico lo que cada día sucede, los cambios, es decir, si esta adaptación sobreexagerada que hemos desarrollado no hace que lo que cada día sucede no se resigne y suba la apuesta con otro guantazo como en un duelo de nunca acabar pues – y de esto sí que estoy segura y por eso el énfasis sobre un tono al que antes jamás me hubiera atrevido- ya no hay, ya no quedan en esta batalla rastros de aquella indiferencia amoral a la que la naturaleza nos tenía acostumbrados el tiempo anterior al agua:

– ¿Antes del agua? ¿El tiempo en el cual nadie nos miraba? Ahora por fin hay algo que nos mira. ¡Que nos mira y actúa! Y nosotros debemos responder en consecuencia. Esta es una oportunidad única ahora que nada está quieto, ahora que nadie está del todo en este lugar. ¿Cómo no fortalecernos y llenarnos de esperanza? ¿Qué podríamos perder que no hayamos perdido todavía?

El capitán aún no entiende que se acerca el final del cuento. El más triste final que pueda existirle a un cuento.

Anuncios

19 comentarios to “En cubierta XVIII”

  1. V. Onoff Says:

    Obvio. Ser Capitán es no entender los finales. Mucho menos aceptarlos. El que entiende no se pone ninguna gorra. Jamás.

  2. Laviga Says:

    No lo había pensado de ese modo, Onoff, pero creo que tiene razón.
    (igual, a mi me parece que la vigía es una exagerada)

  3. V. Onoff Says:

    Ahí coincido. Lavigía siempre fue una exagerada…

  4. Pal Says:

    No sé… eso de que se acerca el final, me parece muy religioso… la vida no es religiosa y el agua menos… si uno elige dejar al agua que dirija, puede que te deje en la playa con toda delicadeza.
    La vigía es una exagerada, en eso estamos los tre de acuerdo.

  5. Pal Says:

    h! si, y el capítulo 13?

  6. V. Onoff Says:

    Pal, no sea aguafiestas… se acerca el final de En Cubierta y eso es un acontecimiento que, a nivel mundial, empañará todas las pavadas que provocó el final de Lost.
    Ya se están recibiendo apuestas en Las Vegas acerca del desenlace y del futuro de cada personaje. La bolsa de Tokio toma recaudos barajando vaivenes económicos a causa del impacto. El Mercosur adelanta su cumbre de presidentes tratando de que no coincida con la publicación del capítulo final. Y el Vaticano se prepara a redactar una encíclica papal declarando que la historia en cuestión contradice abiertamente los principios católicos de la moral y las buenas costumbres (nunca la leyeron, pero por las dudas, claro).
    Así que no pretenda desestimar con ese comentario desvaído lo que será un acontecimiento similar al cambio de milenio, a la pelea Firpo – Dempsey o al gol de Maradona a los ingleses.

    Psss…

  7. V. Onoff Says:

    Y el capítulo 13 será el bonus track del…
    bueno, mejor no digo nada. Que lo anuncie la dueña del estofado.

  8. Tamarit Says:

    Me gusta tanto, esta serie: ojalá lo hagas libro, estimada Lav.

    Encuentro un poco trabada la redacción (la sintaxis) del párrafo “Esta tarde, mientras…”. Al releerlo se me aclaró un poco más, pero está algo trabado.

    Gran beso desde Córdoba (quiero decir, Qusarat).

  9. Laviga Says:

    Pal, no creo que tengan mucha más alternativa que dejar que el agua los lleve (el famoso “dejar que fluya”). Pero qué sé yo… mirá si en lugar de una orilla tranquila el agua te estampa contra un acantilado?
    (el capítulo 12 es el que generará la mística del Missing Chapter)
    Conde, fíjese que Macri me llamó preocupado. No me cagues la boda, me dijo. Obvio que no, man… (pero posta que si pudiera…)
    Y no sé de qué estofado me habla… (oh… no comments and no fotos, please!)
    Tam, ese párrafo está complicado, es cierto, pero el órden de las palabras tiene que ser ese pues es así la confusión. Así tal cual es el mareo. (Igual sé que está más confuso de lo que debería y encima no sé poner comas…)
    Y respecto al libro… quién te dice…

  10. Tamarit Says:

    Bueno, por mi parte confieso que lo leí de recién despertadito, lo que no ayuda.

  11. Pal Says:

    Tamarit! Y si lo escribes tú denuevo?
    Disculpen lo del capítulo, es que tantos años en Alemania…

  12. Tamarit Says:

    Más me interesaría firmarlo. Ahora que, ¿están prohibidas las críticas, Pal?

  13. Pal Says:

    Uy! lo peor es que la proposición era en serio… es este sentido del humor que se me alemana cada vez más… qué cagada. Disculpe don Tamarit.
    (Qué vergüenza)

  14. Ignoto Transversal Says:

    Sabés Qué?

    ahora, mientras escucho: Los Dinosaurios/CD Charly Garcia – Clics Modernos (1983), estaría bueno leer algo tuyo…

    quevacerle?!; mejor voy, busco yelo y me sampo otro guisqui pa seguí navegando. se vemo.

    dejo beso.-

  15. Laviga Says:

    FELIZ 2011 PARA TODOS!

  16. Ignoto Transversal Says:

    Feliz 2011 para usted my dear lady.

    Beso la hasta que comience el neo año.-

  17. Faro justiciero Says:

    Feliz 2011 querida Laviga.
    Me gustaría saber qué fue de los demás. Si es así hágame llegar un email.
    Gracias y mil besos

  18. Tony Says:

    Nunca termina ningún cuento… solo son intermedios que se aprovechan para convertirnos en otro personaje.

  19. Ignoto Transversal Says:

    Laviga:

    No se si pasás por aca. Necesito comunicarme, te envié mail al viejo @yahoo.com.ar.

    Dejo beso.

    se vemo.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: