Hasta que un día no pueda salir

Se filtra en la cama de los muertos. Eso completa el exorcismo (su firma es inconfundible).

Un hombre camina por la vereda. Hay una piedra molar rota que él patea. ¿Para endurecerla? ¿Para ganarse el perdón por haberle hundido los ojos metiéndole los dedos hasta el mismísimo adjetivo?
– ¡Pero si yo sólo quise despertarla a la vida!- (hasta entonces, según él, hipotética).

Un hombre camina por la vereda. Tose sin culpa. Lo demás ya le es conducta y repetición (“sufro porque tengo la costumbre”).
– Yo ya me cansé de imaginarte, pero esta vez creo que de verdad sos vos.

(¿Vos no te acordás si entre los cascotes se nos quedó alguna recomendación? ¿Vos veías eso que se fue? ¿Vos le creíste?)

Camina por la vereda sin rozar ninguna mano, sin tropezar ni una sola. Nada. Ni la mía ni la propia.
(y me dice que éste y que aquel y que tantas vidas de mierda que, entre nos, son mucho mejores que la propia que todavía ni un solo raspón en la rodilla, que es el día de hoy y ni un solo raspón en la rodilla)

El malestar se acumula. La antesala (yo felicito a los que tramaron el andamiaje) se expande. Una infección que te deja pasar, que te deja mirar, que te deja pensar, pero que nunca nunca te corta la respiración.

(¿qué hora son?)

– ¿Tal vez si intercambiamos sábanas o dogmas como eufemismo de lo íntimo?

Por alguna vereda. La escena se vuelve cada vez más independiente. Mérito mío, supongo, y ya me lo he informado (porque para dejarlos es mejor así, saberlo).

(¿cuánto falta? ¿o todavía no soportamos lo suficiente?)

Anuncios

6 comentarios to “Hasta que un día no pueda salir”

  1. V. Onoff Says:

    Si me da a elegir entre sábanas y dogmas,
    me quedo con los eufemismos.

    (algo que ver con el problemita de los fetiches, supongo…)

  2. DudaDesnuda Says:

    ¿Falta? Carajomierda. Sí. Falta. ¿Cuántas horas son???

    Besos sin minutero

  3. nestor Says:

    La vida como una infección que te deja pasar… carajo con eso!

  4. Laviga Says:

    Pero claro, Conde, elija nomás.
    Duda, falta pero no se detiene, lo cual, dentro de todo, compensa. Besos para vos.
    Nestor, la fiebre está buena. La parte del pus es la jodida…

  5. Roseanne Says:

    Lo que es la sincronía, estos días estoy leyendo a un poeta persa y no hace muchas páginas leí esto:

    “arrojados a este mundo,
    por sus caminos andamos perplejos
    desconcentrados y aturdidos
    deshechos en la mayo rconsfusión:

    nos han traído a la existencia
    contrariando nuestro libre albedrío…

    igualmente forzados
    partimos
    sinque, para eso
    hayan pedido
    nuestro consentimiento

    en fin,
    no comprendemos
    ni el porqué del viaje,
    ni el motivo de nuestra permanencia,
    ni la razón de la próxima partida…”

    Omar Khayyám

  6. Laviga Says:

    Ah, Rose… lo del libre albedrío es tan molesto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: