En otro orden de cosas…

Todavía ensayo la floración a pesar de que toda ternura parecería vulgar. Todavía ensayo el arroz suficiente que me seque el cansancio.
(es que apoyarme en lo extraordinario es lo único que me confirma que acá no pasa nada)

Esquiva la caída, lo veo desde mi cama -aún no he podido sacarme la vergüenza. Lo hace. Él camina sobre hilos de arroz.
Antes fue –o pudo haber sido- una foto de Moriyama, pero ya no. Parecería que se desteje -como quien habla de su propia muerte y así muestra su presencia ante las cosas- pero no, tampoco es eso.

Me gustó Moriyama porque su nombre me sonó inmediatamente como el de alguien conocido: Una enfermera – o era una mucama, o era una ilusión o una fotografía de esas que crujen a los ojos de tan secas o grises, escondidas para siempre en la comodidad de las cenizas?
No hay modo de saber quién es quién en ciertos libros. Y ahora, después de Moriyama, tampoco hay modo de ver qué lugar ocupamos en las fotos.

Alguna vez le hablé -le advertí, mejor dicho- del peligro de aventurarse por los techos, pero él, nada. No quedará nadie, ni loco, ni negro que cante gospel en el mundo, le dije.
Me contestó que “seguramente” – él es un encanto, nunca me contradice- llegaría la noche “esa”, de la que yo le hablaba, “a aplastar a todos entre la estupidez y el delirio”, pero que él estaría a salvo del incidente.
La noche “esa” de la que yo hablaba, dijo.
Después de eso, para qué decirle –avisarle- que la noche – “esa” noche de la que yo hablaba- sería un infierno, si era ese infierno mismo algo dignísimo de su gusto?

Es indudable que la ciudad crece, pero de noche parece detenerse. Desde los tejados por los que él deambula las botellas de las tapias son coronas afiladas. Todo es accidental (de noche, cualquier sonido se puede volver un ruido tremendo) Todos quieren ese cristal. Muchos lo piden (para después desangrarse con ganas)

Esquiva la caída aunque abajo ya no espere nadie. De qué cosa será garantía el silencio impar?
El perdón llegará? El derrumbe es inminente.

Anuncios

9 comentarios to “En otro orden de cosas…”

  1. Gisofania Says:

    Me pregunto si apoyarse en lo extraordinario no es un modo pueril de esquivar el derrumbe.
    Habrá que aprovechar la semana santa inminente para verificar si es cierto eso de que el perdón es para todos (capaz que la redención viene sin garantías).

    Salú, Laviga [¿el agua de arroz estriñe?]

  2. dibujitos Says:

    yo me pregunto si moriyama no es un nombre excelente para una golosina baja en calorías que promueva la vida sana, la moral, las buenas costumbres y las salidas solo con estricta autorización

  3. M. Laureano Says:

    A ver cuándo te copás y escribís de nuevo sobre “El Pensamiento Sociológico de Max Weber en relación a Comte, Pareto y Durkheim”!!
    Aguante el antipositivismo!!!!
    Feliz de haberte encontrado en FB.
    Bordieu decime si no se haría una panzada con las redes sociales.

  4. El Choto Flores Says:

    Me pregunto:

    ¿Preguntar huevadas para presumir ingenio es válido?

    ¿Salute?

    PD: ¡¡Viva Dió, felí de aberlo encontrado a la vuelta del averno!!

  5. Laviga Says:

    Giso, yo pensaba aprovechar la Semana Santa para hacer turismo. El perdón que llegue cuando tenga que llegar. Total…
    Dibu, no te extrañe que alguna de esas golosinas del Barrio Chino se llamen así.
    Mr. Hermeneutic Laury!!! sabés? lo veo difícil. Hasta hace un poco más de un mes, que alguien me lo mencionó, hacía más de 10 años que Comte no se me aparecía por el pensamiento. Igualmente, si es por criticar, nomás avisame que me pongo a restudiarlo…
    Choto Flores, acá en este blog (te digo más, en este mundo) y para presumir, siempre valió cualquier cosa. Figurate que yo, en el FB, ando presumiendo de ser un 12 porciento posmoderna…
    (volvió el qüiski?)

  6. El Choto Flores Says:

    ah si, claro… FB (Foro Barrial)… no la imaginaba trenzada con esos “academios/as”, de todas maneras mi estética siempre me llevó a preferir los Faber Castell a los Comte; claro que esta fue, es y sera una disputa irresuelta desde aquel 1963 en que arrancaron en el intento de humanizarnos, vía el chocolate en rama, los del Foro Barrial.

    el güisqui, como la plata, va y viene.

    beso.-

    PD: cualquier desvío del 15% en + ó – se contempla dentro de la norma, ese 12% te cataloga OK.

  7. morgana Says:

    Moriyama me suena a un pedido imperativo a la progenitora de una para que perezca, que se vaya de este mundo, que se ponga el pijamas de madera. (disculpá el bobo juego de palabras. Ando rara, lenta y dispar).
    El silencio impar es garantía de soledad. Si es que la soledad necesita garantía para algo.
    Beso desde el yerta,
    M. (de MujerQueVuelve)

  8. M. Laureano Says:

    Permitamé, MMS Choto, que le haga una recomendación respecto de las pinturitas. Pruebe con los Bruynzeel, que tienen buena dureza en el pastel (virtud que les da un mejor agarre a la hoja y una mayor exactitud a la hora del trazo ya que les puede sacar punta al nivel de un alfiler).
    !!!!imaginesé la de dibujos que podrá hacer para presumir frente a las chicas del Foro Barrial!!!
    Brindo con usted por el chocolate en rama. A nosotros en el FB, solo nos dan disgustos con la nueva interfase.

  9. Laviga Says:

    Sr. Flores, pasa que una ha tenido épocas mejores y épocas peores y el Sr. Laury me conoció en la peor. Pero descuide. Sólo duró unos años. Ya me siento mucho mejor…
    Morgana, yo jamás le daría una orden a mi mamá. Mi pólvora para ese chimango está más que húmeda ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: