Film Gun

Como cuando tosí y los de allá sintieron erróneamente que se insignificaban las distancias sólo porque había compartido con ellos ese ratito de mi gigantesca intimidad, sería útil que supieras que yo no me tiré por vos. Que yo me caí tratando de encuadrarme (o de quedar medianamente en foco)

Como ese primer martes que no fui feliz y no supe explicarle a la prensa exactamente el por qué, mientras me ataba de la soga al edificio más alto y respiraba agitada más oxígeno del que quería gastar.
(para qué tratarme con oxígeno, ese goloso elemento oxidante, si el violeta me pega con todo?)
Dosis periodísticas de radicales libres cuando en realidad lo que yo quería era ser cineasta.
(ni bien le encuentre el cuello al próximo martes, le voy a morder la yugular con el obturador de mi film gun. Y que se exponga lo menos posible a la luz de mi existencia si quiere volverme a ocupar un fotograma).

-Quietos! Sonrían! Enfermos pero de pie! – les grito.- Vamos que vamos! Que estamos pariendo nuestra cama más justa como prólogo para nuestra propia tumba!

Acción!

“Dios no nos odia”, comienza diciendo a cámara el bueno de Job. Y yo pienso que Dios simplemente nos ignora un poco desde su estancia en la grúa. Finje divinidad con su sórdido kamasutra de milagros naturales. Dios es un presagio punk, creo yo. Y lo creo campante y sin temor a represalias, porque en el baile de desmáscaras yo atendía el guardarropas y lo vi. Me lo acuerdo perfectamente: Yo colgué su secreto más negro en una percha y a cambio le di su numerito. Y no le cobré. Me agradeció bastante el gesto, pero igual eso no le hizo cambiar la idea de enfermarme dentro de unos años con artritis y ceguera.
Recuerdo que cuando terminaron de entrar todos, yo le pedí permiso a la ONU para retirarme. No quería presenciar la elección de las Misses de la Nueva Realidad: Miss Nuclear Total War, Miss Universe Richter Scale, Miss Global Warming y además no me sentía nada bien. Pero no, los psicoanalistas de la Organización me dijeron que tenía que quedarme hasta el final de la fiesta y algunas cosas más sobre la continuidad del guión y sobre la posproducción.

“Pero los piojos no nos morimos de catarro”, seguía declamando Job, “tenemos cosas más importantes por las qué morir.” Si, claro, siempre es mejor metabolizar el oxígeno maquinando una falsa revolución o sembrando pejerreyes en el hambre africano. Quizás con cosas así de nobles algún día me reconozcan como un ser de este planeta y me den un ascenso o me hagan entrega de la corbata (y si también me sacan el marcapasos, mucho mejor) pensé, pero me resultaba difícil seguir el hilo de mi historia.
(ahora que lo pienso, algo debieron poner en mi bebida).

El guión dice que Job después se acomoda el moñito y le acerca el ramo de rosas a Miss World Wide Web mientras yo me escondo entre las perchas. Arriba, Dios debería rascarse la cabeza desde la grúa.
Silencio…
Se graba.

Anuncios

14 comentarios to “Film Gun”

  1. Joseph Says:

    se compagina

    prego!, avisar a la distribuidora

    beso.-

  2. Matu Says:

    Hermosas palabras, aunque me preocupa eso de Dios yendo a eventos tan frívolos.
    Preciosa la canción. Lindo el video

  3. Laviga Says:

    Joseph, estamos negociando con la gente de Disney. Parecen tan entusiasmados. Figurate que hasta nos ofrecen las trompitas que sobraron de “Horton y el mundo de los quién”.
    Matu, Dios está en (y va a) todas partes…

  4. nicolas cavern Says:

    Me preocupa que Dios diga ¡Corten! (Pero mas me preocuparia que me lo diga un Rabino Revisionista de Mi)
    MefugueDelaSinagoga

  5. un viejo tanguero Says:

    Me parece que el secreto más negro de Dios es que no existe, ni nunca existió. Que un invento de Job y de otros como Job.
    Pero hete aquí que siente curiosidad y se va a la fiesta de las Misses, que sí existen y cómo, para conocer a los que finalmente lo desbancaron.
    Ahora, yo pregunto, señorita del guardarropa : ¿por qué tanto apuro?
    Besos.

  6. Laviga Says:

    Nicolas, tengo un amigo que sostiene que de todo se vuelve, menos de las amputaciones. Creo que recién entiendo a qué se refiere.
    UVT, el apuro viene de que esta chica sufre de rinitis alérgica y estar entre máscaras y disfraces tan gastados no le hace nada bien a su delicada salud.
    Además se comentaba que quizás diera un discurso Miss South Carolina y se quería evitar el disgusto. Besos.

  7. livio Says:

    ¿Qué numerito le diste a Dios? así lo juego en la poceada…
    Mirá que el 666 del diablo es muy salidor!

  8. Gisofania Says:

    si hubieras contratado a David, habrías logrado una porno colosal.

    (Ese Job y sus contradicciones tan rústicas…)

  9. Asterion Says:

    Disculpemé Laviga pero los que estamos acostumbrados al set de filmación decimos: ¡Vamos que venimos!

  10. Luc Says:

    Yo tenía tantas cosas diferentes, atinadas y oportunas para decir que ahora ya no las recuerdos.
    Y creo que me pasa porque donde dice Job yo leí Jacob y de ahí al palo, un minuto de asociación nomás.

    Lo cierto es que el epígrafe me hizo lagrimear (de risa) y te imaginé declamándolo en Pollanza’s Port o lugar similar, haciendo así con el dedito.

    Ah… y que me recordó las prolíficas y bellas temporadas “A pleno”

  11. Laviga Says:

    Livio, jamás seré cómplice de tu vicio (la poceada dijiste?)
    Giso, colosal sería si contratara a Helios. Pero no me da el presupuesto. Job enseguida agarró viaje (por culpa) y obvio que lo dejé (no son épocas para andar avivando giles)
    Aste, tiene razón. Pero lo puse así a propósito. Un chiste hamburguesero.
    Luc, uh, si… los Apleno! Sabías que están de vacaciones? Todos menos Marquitos, pobre santo, que ya empezó las clases.
    Quizás lleguen pronto “Los Hidalgo: esa gente bien”.
    No te muevas de la butaca.

  12. Matu Says:

    Ah. Yo también suelo avisar cuando me vengo.

  13. Laviga Says:

    Qué atento.

  14. Luc Says:

    Sí, todos dicen lo mismo… “vos seguí que yo te aviso” y ahí podés ver cantidades descomunales de tuertas haciendo cola en la guardia del Lagleyze.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: