Por eso me quedo

“Se han de romper las naves,
ha de astillarse el aire como el vidrio corriente,
pero la caja, no.
Dios puede enloquecer y ha de quebrarse al fin
como un volátil superior,
pero la caja, no.”
Eduardo Lizalde

Por entre el prólogo manifiesto de las texturas nerviosas, me siento a ver cómo va el partidito mientras la casa se hunde. Sentada en un bote de noche, yo sabría perderme en la confusión de las coronaciones públicas. De eterna, a nieblareina para todos los papeles.
El mar me haría del santo vacío de la memoria, el cielo de espalda, y la luna de bala celestial que gana tiempo fabricándonos la ropa con pedacitos de espacio para que nos la abrochemos con anzuelos a esta nada portante que nos agrupa los ratos en paquetitos de a años.
Y ahí están. Suben a escena los secundarios, los sirvientes con sus cuerpos impregnados de flashes y de gritos que les gotean de la cara después de cada día piraña. Y ahí está el dueño, flotando su bigote en el aire, sus problemas con el yo, con el vos, con el nosotros.
Los sirvientes siempre se mueren después de un día piraña. Cumplen su acto, pero ese no es mi problema, yo también floto dueña mientras hago malabares con mis pobres dientes y mi crueldad (yo maté mucho más que tres moscas, pastelito, pero escondí el cadáver en un placard lejos de casa como para poder seguir amándote de por vida ante la envidia de todos los que no entienden que no amar es infinito).
Venite, dueñonuestro, venite a vivir mi reino, haceme la voluntad, que no se me note la tierra fértil tanto en las venas como en invierno. Endeudémonos mutuamente, así como nosotros te perdonamos a vos (y no nos dejes caer en la tentación).
El mar no nos hace más inocentes, y por eso nos hundimos cantando “Barbara Ann” y haciendo así con los deditos. Good Vibrations. Y abajo no hay nada, solo el cielo, que no se da vuelta ni para vernos caer, y la arena, que camina Alfonsina para llegar más temprano a su cajita de remedios.
Decime, racimito de letras, qué sería de nosotros si no estuviéramos tan enfermos?
Como cuando tomábamos sol en plena tormenta y nos tiraba la piel y nos ardían los corazones porque nos arrancaron a pedazos de un sueño en el que no habíamos perdido todavía, a mí todavía me jode que aquel maldito rayo no nos haya fulminado.
Yo lamento no haber sido lo suficientemente homicida como para matarte como tu alma me pedía. Me apena no haberme atrevido a probar si alguna vez ibas a decirme basta (es que es lícito para mí dudar que a lo mejor nunca lo habrías dicho).
Es tan humano delirar metafísicamente dentro de las restringidas inteligencias que nos tocan. Es tan humano entender nuestra historia como lo único único e irrepetible. Es tan humano enredarse en la tristeza que florece al comprobar que, finalmente, todo es igual, que con o sin bastas todo acaba siendo igualmente fulminado por el tiempo o por la muerte (aunque nunca por ese maldito rayo).
Tengo la desesperanza recurrente de que pase cualquier cosa y sin embargo hoy sólo puedo sentir que hay una boa acercándose inexorable a aplastarme el corazón.
(es extraño que aún entendiendo que voy a aniquilarme sola, yo siga temiéndole a algunos factores tan externos. Tan alevosa mente externos).

Anuncios

15 comentarios to “Por eso me quedo”

  1. livio Says:

    ¿o sea te dan miedo mis comments?

  2. Laviga Says:

    ponele…

  3. Pal Says:

    la caja de cambios? sí estoy obsesionada… mejor voy y vuelvo más rato…
    (y a mi me dan miedo MIS comentarios…)

  4. Pal Says:

    volví, pero parece que lo mio no tiene (una vez más) remedio, porque siento que este texto se lo dedicaría a mi mecánico… aunque él (para variar) no entendería nada.

    (le voy a traducir, eso si lo, de “un día piraña” y lo de “Yo lamento no haber sido lo suficientemente homicida como para matarte como tu alma me pedía.”)

  5. Laviga Says:

    (pst… Pal… querés que cambie “mientras la case se hunde” por “mientras mi auto se funde”?)

  6. Asterion Says:

    Laviga, lo de “no amar es infinito” es base de mi pensamiento, que se contrapone al famoso “el amor nunca muere”. Me alegro de que coincidamos por esta vez, al menos

  7. edwardo Says:

    si. porque esa duda siempre queda, y esas muertes son siempre hipotéticas. el asunto es si se vuelve real, si se vuelve carne, cuando los bastas y las muertes son de veras los hombres ya no hacen chistes ni brindan por la vida. Se quedan callados y sombríos, nos miran de reojo y con cuidado “este pibe no es normal” y todo eso.
    Viva la tristeza.

  8. Matu Says:

    “… pero escondí el cadáver en un placard lejos de casa …”
    ¿No lo hablamos?. NUNCA decir dónde quedó el cadáver.
    Claaaaaro. La señorita sabe mucho, y no escucha a los amigos
    Vuelva en marzo …

  9. Gisofania Says:

    “haceme la voluntad”: ése sí que es un pedido indecoroso y suicida.

  10. Laviga Says:

    Aste, es una coincidencia parcial, porque (para mí) que “no amar” sea infinito no significa indefectiblemente que que el amor no lo sea. Además, lo que nunca muere es el mañana (básicamente, porque nunca nace). Y no lo digo yo, lo dice Bond, James Bond.
    Edward, si. A la larga, lo mejor es llegar a la confirmación. Porque las hipótesis sin demonstrancias (para mí) son la jactancia de los cobardes (y los cobardes, nos morimos de a poquito). Y que viva la tristeza, si. Qué sería de nosotros, si no, con tanta hipotética alegría?
    Matu, ay… qué boluda… te das cuenta? Definitivamente te voy a necesitar el día del crimen. Por favor, vos siempre atento al celu…
    Giso, bueno… hay otros “haceme” definitivamente más indecorosos que el de la voluntad, che…

  11. DudaDesnuda Says:

    ¿No probaste con Raid? Digo, para la boa.

    Besos y tristuras.

  12. Pal Says:

    hecho

  13. h_eternauta Says:

    Si, hay jazz del bueno… muy bueno.

    Si apelara al léxico diplomático que jamás dominé diría: el jazz es de puta madre!!!.

    Re_pito: escribís bueno.

    Para vos una flor, yo güisqui.

  14. Laviga Says:

    Duda, no, mejor la dejo que se acerque y que se encargue la princesita.
    Pal, sabía.
    Joseph, a mí se me complica un poco respetar eso del “no le busque la melodía al Jazz”, no me relajo, pero si, tenés razón, cosas buenas debe haber. Ahora, si vos tomás güisqui y para mí hay una flor, por favor, que sea Margarita.

  15. El chico del horóscopo Says:

    Escucha la voz de tu corazón y hazle caso. Es posible que te sorprendas al saber que no tienes que hacer demasiado para estar alineado con lo que desea tu alma, pero prepárate para cualquier cosa, ponele, algo con autos, F1, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: