Divine

Cuando algo se les sale del plan, los dioses zafan con casualidades.

Las brujas constantemente me sugieren una vida de dedicada y elaborada decadencia, pero todo lo que ellas dicen es siempre aplastado por una voz secreta que sale de mis huesos. La sabiduría que comienza cuando los dioses se distraen entre las dos identidades del silencio para copular frente a mis inflamaciones mentales. Me siento más sabia y cínica que el infierno, y mientras mi cuerpo me habla y se mueve, yo me escondo en mi sombra, que pesa como cinco mil almohadas.

Pienso al mundo como un solo relato en el que soy dueña de todo lo que pasa. Para bien o para mal. Y siento que si no lo escribo en ese minuto, en ese exacto momento, corro el riesgo de convertirlo en un sueño y que ese sueño se desdibuje instantáneamente en el olvido. Los textos y yo nos escribimos mutuamente. Ellos me defienden de las vagas salpicaduras de algunas verdades, de la frustración anticipada, de la timidez del espíritu cuando piensa que nada de lo que siente es cierto y que el afecto es un simulacro, una metáfora ordinaria de algo similar a un alfajor de maicena o a una vacilación.

Hay que dejar de escapar del perseguidor que nos nubla y entender que aunque no corramos, igual vamos a mantener la distancia.
Hay que dejar de ver la realidad así, con cada objeto redefinido por otro que lo abarca y lo confina en límites artificiales.
Hay que dejar y dejar de dejar.

Estamos todos invitados a exudar destellos sin sentir que los brazos son como alambres de humo que no llegan a integrarse a la fonética del cuerpo. Algunos sujetos renegamos de estos dones porque aceptarlos sería condenarlos a morir.
La misión del adjetivo siempre fue demorar al predicado.

Ayer me desperté pensando en un Buenos Aires probablemente vacío y al rato empezó la nieve a desplazar todo de su lugar lógico. El silencio se defendía de su imagen esquizoide clavándose en los parabrisas. Flotaba hasta caer como remache de luna, como confesión de aguapalabra. Toda la masa del universo se travistió para hacernos el favor de una mentira. Ayer los dioses exprimieron sus forros y pintaron con semen varias galaxias de blanco.

Anuncios

17 comentarios to “Divine”

  1. Asterión Says:

    Uh… ¡Qué lacaniana Laviga! “pienso al mundo como un solo relato” y no “relato al mundo como un solo pensamiento” como dirían los estructuralistas.

  2. DudaDesnuda Says:

    Nena, tengo un problema concreto: dónde carajo meto el cactus si vuelve a nevar. Yo lo miraba y me parecía que me estaba pidiendo auxilio. ¿Me lo llevo al dormitorio???

    Besos y copos.

  3. Luc Says:

    ¿O sea que lo que guardamos con los chicos en el freezer (de recuerdo) podría servir en el futuro para una inseminación artificial?

    El que necesite llevar en sus entrañas al hijo de dios, me avisa. ¿Eh?

  4. remache de luna Says:

    desde el bajofondo de otro frío, vos me venís con mucha cosa cuando yo apenas sólo quise confinarte a lo que nunca habías visto y deseabas ver (me lo confesaste)
    cada tanto poco críptica, una dulzura obviamente

  5. Laviga Says:

    Aste, es que cada tanto me da por la semiología (dicen…). Además, sin Gulli ando como medio desestructurada (y ni que hablar de esta contractura…).
    Duda, si… a mi también me miraban raro los cactus ayer. Pero ellos saben. No te preocupes. Dejalos al sol. Aunque esté nublado.
    Luc, guarda que es muy promiscuo el asunto. No es de un sólo dios, sino de varios.
    Remix de luna, es cierto. Y a pesar de que se agradece el milagro, creo que voy a tener que medirme un poco más la próxima vez que te confiese mis deseos.

  6. Luc Says:

    Ah! ¿Es de varios?
    Uh! Yo tengo tanta suerte que seguro seguro me embaraza Baco.

  7. livio Says:

    Brazos como alambres de humo me hizo a acordar a un cuadro futurista que alguna vez vi.

  8. Laviga Says:

    Luc, lo importante es que venga sanito…
    Livio, espero entonces que cuando vuelvas a ver ese cuadro te acuerdes de éste post. De mínima. Nosierto?

  9. pal Says:

    mira, aunque lo he contado mucho, te lo vuelvo a decir… una vez estaba yo p’al gato (=mal)… cosas que a cualquiera le pasan, dictaduras, padres que se mueren y novios que se van con otras y estudios que no terminan de entenderse… y me deseá con tanta fuerza que lloviera y que se lo llevara todo… y se me hizo el milagro… se llevó casas y autos, fueron 15 días terribles… lo malo fué que los dioses son sordos de una oreja y no se llevaron en esa vuelta a la dictadura, menos mal que la pena de las pérdidas si las anduvieron deslavando por lo menos… as

  10. pal Says:

    lo más loco fue que cuando dije BASTA, realmente paró de llover… claro, vino una sequía que mejor hasta aquí te dejo…

  11. pdi Says:

    coincidiendo con varios comentarios, pero sobre todo quedándome con eso de que el adjetivo viene a demorar al predicado.

    !!!!!

    Besos, laviga.

  12. simon bolivar Says:

    al final somos realmente un club. prometo un cardon bebe a mi regreso de jujuy.solo que no me he ido. prometo devolver comas, puntos, grafismos obcenos, errores de ortografia y prometo portarme bien y es que uno romete tantas cosas. de donde viene prometo?como anda amiga?
    le cuento que fui vejado por Greta Mendikrim quien la ultima vez se acerco demasiado a mi cuello para testear mi perfume. fue asqueroso.
    un beso

  13. Laviga Says:

    Pal, yo siempre me imagino Tsunamis Selectivos que atacan de a metros cuadrados llevándose todo lo que hay y a elección. Es muy divertido, pero nunca (hasta ahora) los pude llevar a la realidad. Igual sigo intentando con pases mágicos y concentración…
    Pdi!!! (el amor hace desaparecer a ciertas bloggers es otra de mis frases célebres…)
    El caudillo en mi Blog! Espero ansiosa el viaje aunque más tu vuelta Simón.
    (“De Juyuy a su balcón” y “Un asco Greta”, lindos títulos)

  14. Beya Says:

    Buenas… Pasaba por acá a comentar y me quedé completamente azorada por el relato.
    Mejor me tomo un submarino 🙂

  15. simon bolivar Says:

    nunca me fui siempre estare alli arriba de cualquier pizarron de escuela venezolana. usted ya sabe, mi ocupacion es estar ocupado en ser libertador.nunca me fui.
    saludos…
    “un asco greta” suena mas a relato erotico, me recuerda a grandes despilfarros literarios tales como: “mi tia y yo, !que verano!!!” o clasicos literarios postfreudianos del calibre de “mi Madre me baño ayer” o “Mi vecina me mira mucho” 8bueno este ultimo es medio malo pero en fin.

  16. simon bolivar Says:

    ya ves que espero a valdez TUNCHI TUN CHI TUN (lo que puede la gripe)

  17. Laviga Says:

    Beya, qué? no te avisaron? Para venir a a este blog hay que darse varias vacunas, es como si viajaras a un país amazónico o al África.
    Simón, te imploro que dejes la bolsita con mayúsculas, tildes, puntos y comas en administración así yo después las distribuyo, si? Copate.
    “Mi vecina se me subió a la terraza” es otra buena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: