Hello… you wanna cup of coffee?

No trates de suicidarte. A nadie le interesa demasiado.
Un sentimiento tan intenso, la acción más íntima…
(te recuerdo que cuando nacés hay al menos dos personas
(a la muerte, en cambio, la podés vivir a solas)
Interesante detalle, no?)

Los sostiene tanta contractura numeral, la nota exacta que eligieron para darle a las canciones lo que le roban a la vida, esa pieza rota del Universo donde nunca faltan ni un cigarrillo ni un árbol. Añitos tristes de soledad dormida, de bandoneón polémico, de suspicacias y remires de alta graduación gaseosa blandiendo voluntades por no decir artificios y madrepatrias (o selvas).
Titulados Reinas, ya nada más les queda por pretender que alguna caricia olvidada o el recuerdo arrinconado en un tangal malevo en el que cantarían todos los parias (machos y hembras) a los que alguna vez amaron. Una armonía pasajera, inmediata, de varios pero pocos segundos y personajes.
Cierto egoísmo corre hoy por la casa. Solo en la cocina hierve algo compartible.
Las personas que se acercan ¿sabrán que el protoplasma en el que flotan los dramas está preparado con un licor finito de absurdia?
El estigma de los escribientes parece ser la velocidad que adquieren las palabras superando muchas veces las crisis vocales con herméticas consonantes cosidas a los detalles que de otra manera se habrían ahogado en un mar de odio rabioso (ellos prometen compensar lo que les falta empardar cuando lleguen a las buenas mientras yo me visto de gota que rebalsa o de colección de presagios para esperarlos (una porción para cada uno (yo sería un muy ideal destino modular para todos mis futuros), e intuyo (a pesar de mis manos) que la realidad no me cree cierta (si no, no se explican tantas dudas a la hora de tocarme, siempre mirándome de lejos, de refilón, a mí, que no soy una cuestión de fe sino algo bastante menos que eso, algo como el serruchito de las hojas deshilachando el conciente como a una pluma de nylon, la ensalada mancillada, el cigarrillo en la taza, la estufa que ni ahí alcanza)))
Hablamos (hablamos hablamos) de todo lo muerto, cascaritas blancas que nos amanecen, prudentes ante todo. Paz. Paz, y no sabría decir qué otra cosa.
Parecería que denominador y dominado se simplificaran y se fueran tachando y tachando como si el resultado pudiera cambiarlos en algo (el show de los ruiditos acalambrando mano sobre mano sobre todo sobre mí, que me sigo rebalsando de esperas).
Miro (miro miro) lo que duran los hasta el filtro del cigarrillo desde una pose que fue desarrollada para cada una de sus formas (creo que nada me entusiasma más que jugar a que me adapto a todo (creo sinceramente que esa es la única manera de mentira que yo puedo tolerarme)), y a mis pulmones golpenadome con sus puños para que yo me despierte y no siga durmiendo sobre los humos celestes.
Y cuando ya no esté la moto, cuando sea simplemente una búsqueda tranqui de qué habrán de ofrecer sin golpear a la vara de cemento con piñatas irrompibles, cuando el futuro se instale en la duda que existe en este instante entre dar un enter o levantar la taza (igual, siempre está el recurso de pasarse cuatro años en cana por alguna sonsera o evitar el yerro y que la bala entre como tragada por un esófago ideal hacia el cerebro), cuando algo más que la nada tampoco nos importe, cuando la resma se resigne al estante…
(cuando ya no esté la moto, yo no sé, cuando todo se detenga, quién, quién, al fin y al cabo, quién, cuando todo se detenga necesitará algo más,
algo más que
algo
más
que
levantar
esa
taza?)

Anuncios

11 comentarios to “Hello… you wanna cup of coffee?”

  1. Laviga Says:

    Te duele la cabeza?
    No cazaste una?
    Te gustó pero no entendiste?
    Ni te gustó ni entendiste?
    Todo mal?

    Está todo bien puede ser una alternativa para el cambio.

    Un saludo cordial

  2. deapoco Says:

    no sé, yo me quedé en la taza de café.
    y acepto.

  3. Nicholas Nickleby Says:

    mucho
    algo
    siempre
    esta todo bien?
    impresionante igual, como siempre.
    no hice mas que quedarme a charlar una vez mas con la muerte.
    muy bueno viga. muy bueno.

  4. cip Says:

    me se me duele la cabeza, me se me revuelven las tripas, me se me subiole la taza con te que tomé hasta la garganta, pero no es por el post, es por un virus como bien supo de-ta-llar la mismísima mora. respecto al post, me tome el trabajo de leer desde adentro hacia afuera todos los infinitos paréntesis, sonó lindo, muy lindo en el cuarto párrafo.

  5. livio Says:

    Una crème bruleè

  6. Laviga Says:

    Laviga! que milagro vos por aca…
    Dea, ok. You take cream and sugar?
    Licholas, la muerte esconde todo en… bolsas neeeegrasss…
    Cip, a mi me gustó lo de los cuatro años en cana por pifiarle al suicidio.
    Livio, como en “La boda de mi mejor amigo” (pero sin boda…jejeje… (perdon..))

  7. cip Says:

    4 años en cana por pifiarle al suicidio, joder! quizá ese viaje supo comenzar con una frase del tío nietzsche: el hombre vale en función de la capacidad de dolor que es capaz de soportar.

  8. Moro Says:

    Where are you. This is no good, dear, this is no good.
    Ya tramitaste tu pasaporte?
    ¡Basta de excusas!
    (habilítanos una fóncol o cantamos todo)

  9. Laviga Says:

    Cip, que??? que un hombre GUOT????? por dios santo, tiene razón Lobo cuando dice que Nietzsche era un pelotudo. Para mí (alta filósofa contemporánea) un Hombre debería valer en función de la capacidad de dolor que es capaz de evitar.
    Moro, no te hagás el jilguero. Ningún pasaporte. Canadá es un mito.

  10. Faro justiciero Says:

    Nunca entendí nada, soy un faro que no alumbra. Es usted misteriosa, me intriga.

    La echaba de menos.

  11. Laviga Says:

    Farito itinerante!!! tantos años! Yo también te extrañaba. Casualmente, lo que son las cosas, hablé de vos el viernes pasado con alguien a quien también yo intrigaba bastante y quiso conocerme (flor de chasco se llevó el pobre). En fin… qué alegría saber de vos, che…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: