Archive for 27 diciembre 2005

Agüitas para Alejandra

diciembre 27, 2005

Podés empezar a llorar,
que agua es lo que sobra.
Que no hay tantos floreros para llenar,
ni es tan necesario seguir enjuagando nada.
No ves al sol?
Usá la lluvia que no cae como llanto.
Usá los charcos, el río. Llorá océanos.
Dejá que los barcos encallen, se preocupen ellos.
Llorate el agua de los espejos, las cataratas.
Llorá los témpanos, y el vapor de los glaciares.
Llorá el café y la sangre.
Usá la savia suculenta, hacela llanto.
Llorá.
Que no sirve de mucho hacer como si nada.

(more…)

Anuncios

Nueva contradicción de la Muerte

diciembre 26, 2005

Papá y mamá siempre me dicen que no mire tanto la foto que me regaló
mi abuela. Pero mi curiosidad me obliga a desobedecer. Por eso,
cuando ellos duermen, me acerco despacito y la miro fijo para ver la luz.
Y apoyo mi oreja y espero a que se oiga otra vez el chirriar de la mecedora
y esa voz increíble que canta susurrando mis canciones de cuna.
Esa voz que me recuerda tanto a la de ella, pero que no es.
No puede ser. Papá y mamá siempre me dicen que Dios se la llevó al cielo.

(more…)

Lumpen Buenos Aires II

diciembre 23, 2005

Ciudad
Que sólo es nuestra
Cuando la noche germina
Encadenada de adoquines
Y rancia de alquitrán
Veredas olvidadas de los mapas
Donde agruparnos cuando el cielo se sonroja
Calles donde volamos y jugamos a buscar
Donde se bebe y se ama como nunca
Calles que llenamos con cultos y con risas
Donde se escriben canciones
De un sólo momento
Ópera del vulgo, los gritos
Ladridos humanos
Escalonados con frío, silencio y barro
Negro
Calles, veredas, ciudad en trance
Que vamos a ceder cuando la luz regrese
Cuando vuelvan los dueños
Y nos sitie a nosotros el sueño
Y el dormir
Y el miedo al agua bendita
Y a la cruz
Y a las estacas

(more…)

A medio camino

diciembre 22, 2005

Después de aquella operación en la que le habían confirmado el diagnóstico de enfermedad terminal, él sentía que estaba encerrado en un cuerpo que no era el suyo. Se sentía prisionero de ese vivir glacial e indiferente de algún hombre distinto de él.
Y soñaba con que un día se vería libre, para ser él mismo.
Y mientras esperaba a que se rompiera el hechizo, desabrochaba su camisa
y mostraba a quien quisiera ver, la herida que le cruzaba el pecho.
Para divertirse, pedía a las mujeres que posaran sus dedos sobre la cicatriz, que notaran su corazón, que sintieran el latir de su vida.
Pocas se animaban, pero cuando una lo hacía, él cerraba los ojos
y le estallaban estrellas en el alma, y unas voces le contaban sus secretos
y miedos que él, por misericordia, nunca repetía en voz alta.

(more…)

Lumpen Buenos Aires (todavía no me fui y esto ya en desastre)

diciembre 14, 2005

Mi libro de reojo
El que me pide por dios
Que le regale Semántica
Y un final mágico
Describe solo y como ensayo
La inocencia del que muere
Lo desalmado de sentirse satisfecho
La idea de ser fértil
El segundo día de cada guerra
Las escaleras sin descansos
El humor alemán
El primer vómito de adulto
La cara del que rompe un candado
Y mientras esto sucede
En el epílogo del nudo
Se ve al sapo enamorado de la reina
Al príncipe desencantado de la vida
A la princesa llorando como escuerzo
Y al pobre mago editando a cuatro manos
Para cada cuentito un “The End” de perdices
Sobre el crudo de fantasías desanimadas
Que siempre le llegan por default

(more…)

Nylon

diciembre 12, 2005

Hay algo. Un universo. Una complejidad extraordinaria.
Un mar subterráneo. Un contenido secreto. Una simple imagen.
Un esquema. Una construcción mental.
Y eso es lo único que sé.
Es producido y animado por lo mismo que crea, suscita y preserva
Universos.
Es una partícula subatómica y la más grande de todas las galaxias.
Guarda en lo profundo, potencialidades insospechadas,
energías extraordinarias y una paz…
Hay algo. Está. Es. Existe.
…y desespera.

(more…)

Dharma

diciembre 5, 2005

Rescate de futuros desengaños será el primero
Una entrega de fe, una puesta en manos
Picaporte cómplice, aduana del resto
Ciega la certeza de saberlo
Alquimia magna de la sordera de náufragos
A los astilleros gritones de la cordura

Será cuna de insensatez y verdugo de razones
Burlará toda materia
Amrita, soma, néctar, ambrosía
Derramará su esencia ahogando fronteras
Y borrando los límites de la ridícula prudencia
Llevará a la sangre a ser manzana por el cuerpo
Despertará a los placeres sabios
Que esperan pacientes como dioses
Ver a la inocencia párvula beber impertinente
La medicina de arcilla inquieta
Eventual amor, muerte, pena, alegría o rabia

Y firmará un crédito fugaz que no resigne
Que al obstino se le plante y enfrente seduciendo
Con la debilidad de una pestaña y el descaro
De la semilla que brota inexorable
Sabiéndose dueña de sólo su presente,
Precario, sublime, banal, desnudo

Y será entonces que engañará por fin al Karma
Para que no se cobre de nuevo la condena
De las vidas desvividas de la vida
Y los delfines se sueñen otra vez descalzos
Cuando nada sea un hecho, cuando no haya renglones
Cuando aún no sea tarde

(more…)